Canal YouTube PantallasAigas

jueves, 12 de febrero de 2009

Un 25% de los menores madrileños estaría enganchado al móvil

El 25% de los menores madrileños de entre 10 y 17 años padece padece cierto grado de intoxicación al estar enganchado al móvil, según la edil socialista responsable de Educación, Ana de Sande, que cita datos de conocidos estudios del Defensor del Menor de Madrid y de la Agencia Antidroga de la comunidad.

Los menores, además, dedican más de dos horas diarias a los chats en Internet o a los videojuegos on line,llegando a dedicar más de dos horas diarias. Esta dependencia puede provocar "ansiedad, aislamiento y retraso en sus estudios" resalta al edil socialista.

La concejala considera que el Gobierno Municipal debería poner en marcha una campaña educativa para el uso racional de las nuevas tecnologías, en los 230 colegios públicos de primaria y secundaria de Madrid. Este programa consistiría en seminarios y charlas impartidos por pedagogos y psicólogos a padres y alumnos, para concienciarles de los riesgos que conlleva el uso desmesurado de móviles, Internet y videojuegos.

Salud y economía familiar

"La adicción virtual afecta a la salud, al rendimiento escolar y también a la economía familiar" advierte De Sande, quien recuerda que, según la última encuesta del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y estudios de la Agencia Antidroga, el 9% de los estudiantes de entre 11 y 12 años es adicto al móvil.

La mitad de los alumnos de primaria y secundaria reconoce que conectarse a Internet es una necesidad. El 59% de los chavales gasta más de 12 euros mensuales en cargar su teléfono para enviar mensajes y un 20% recibe de su familia un aparato nuevo antes de que el antiguo deje de funcionar. El 14% de los menores afirman estar enganchados a algún videojuego y más de la mitad utilizan juegos donde es habitual torturar o matar a los personajes.

"No se trata de quitar los móviles o los videojuegos a los niños, sino de evitar su utilización compulsiva y, para ello, hace falta esfuerzo tanto de los padres como de las administraciones educativas", concluye De Sande.


Fuente: 20minutos.es